Este Hombre Se Desperto Con Un Ojo Negro Y Con Resaca, Se pone a llorar al ver la nota que le dejo su Novia.

Te aseguro que cuando veas esta historia, no vas a parar de reír ni siquiera un segundo, después de que hayas terminado de ver ésto, sabrás que el humor negro puede ser un poco pesado en ocasiones, aquí te dejo la historia espero la disfrutes:

Un hombre casado, Enrique, se despertó con una resaca pesada tras haber ido a un bar con unos amigos. Ni recuerda cómo llegó a la casa.

“¡Guou!”, Exclama Enrique, se pone a meditar si hizo algo mal la noche de ayer. Se debió obligar para poder abrir los ojos. Y la primera cosa que ve es un vaso de agua y unas pastillas para la resaca en la mesa por la noche.

Enrique se sienta y ve su ropa doblada y arreglada en una silla al frente. Se toma las pastillas y después cuando ve un ojo negro mirándolo de regreso en el espéculo del baño queda de piedra.

Entonces ve una nota colgada en el rincón del baño. En la nota habían pequeños corazones pintados y su esposa asimismo había puesto una marca de sus labios pintados de colorado.
“Amado esposo, anoche llegaste muy borracho e hiciste mucho escándalo. ¡Pero no te preocupes! El desayuno está en la mesa, yo me fui temprano para que pueda preparar tu comida preferida esta noche. Te amo. Tu Jillian”

Enrique se fue caminando a la cocina y ahí estaba el desayuno, café recién hecho y un periódico. Su hijo estaba ahí comiendo.

Enrique le preguntó:
”¿Hijo, sabes qué pasó anoche”

”Pues tu llegaste a la casa después de las tres de la mañana y estabas super borracho y loco. Te caíste encima de una mesa en el salón y la dañaste. Luego vomitaste en todo el piso y te chocaste con una puerta y por eso tienes ese ojo negro.!

Anonadado le pregunta:
”¿Bueno, pero entonces por qué tu madre está de tan buen humor, y por que hay desayuno para mi en la mesa?”

El hijo respondió, “Ajá, eso…Sí porque cuando mi mamá te llevó al dormitorio y te trató de quitar los pantalones tu gritaste ‘¡déjame en paz, soy un hombre casado!”

Enrique se echó a reír, y luego comenzó a llorar de manera desenfrenada. ¡Ahora entiendes todo lo que sucedió!

Add a Comment